diciembre 2, 2022

Transpero

Artículos diminutos, soluciones grandes.

Tecnología wearable en la salud: Principales tendencias

tecnología wearable salud
Advertisement

Todos sabemos que la tecnología ha transformado nuestras vidas. Ya sean los smartphones o los coches y casas inteligentes, la tecnología se ha colado en casi todas las facetas de nuestro día a día, incluida la asistencia sanitaria.

Y aunque nuestra mente pueda pensar en la Inteligencia Artificial y la cirugía robótica, algunas tecnologías médicas son mucho más pequeñas como los relojes inteligentes que comprueban tu ritmo cardiaco. La tecnología wearable está marcando una gran diferencia.

El auge de la tecnología wearable y las vitamin stores en el ámbito de la salud, ya no son solo para los deportistas. Todo esto está cambiando la forma en que podemos controlar y mejorar nuestra propia salud.

Aunque estas tecnologías sean pequeñas, su impacto puede ser enorme. Sigue leyendo para descubrir las principales tecnologías wearable en el ámbito de la salud.

Advertisement

Lo mejor de la tecnología wearable en la sanidad

Sensores de monitorización continua de la glucosa

Los sensores de monitorización continua de la glucosa (CGM), proporcionan una monitorización 24/7 para ayudar a las personas con diabetes tipo 1 a realizar un seguimiento de su nivel de azúcar en sangre y ajustarlo en consecuencia. Estos sensores también pueden ayudar a los que siguen un tratamiento intensivo con insulina, a los que no conocen la hipoglucemia o a los que tienen la glucemia alta o baja.

Los sensores CGM se colocan bajo la piel, normalmente en el brazo o el estómago. Sus transmisores inalámbricos envían información a un monitor externo, y los profesionales sanitarios utilizan los datos proporcionados para ajustar la medicación.

Sensores de electrocardiograma

A medida que los smartwatches y otras tecnologías para llevar puestas han pasado de ser artilugios novedosos a herramientas de salud y fitness de uso generalizado, no es de extrañar que la tecnología de electrocardiograma (ECG) se haya colado en las aplicaciones de los productos. El ECG es un proceso de grado médico que mide la actividad del corazón y revela cualquier posible anomalía.

Advertisement

Además de recopilar datos de salud para la edificación personal, esta información es también una herramienta para los médicos de atención primaria y los cardiólogos. Al comprobar los signos de fibrilación auricular, los productos con sensores de ECG pueden revelar condiciones de salud que a menudo pasan desapercibidas.

La monitorización del ECG también tiene aplicaciones prácticas para el entrenamiento físico y deportivo y para quienes trabajan en enfermería, medicina deportiva y ciencias de la salud aplicadas.

Sensores de hidratación y sudoración

Los sensores de hidratación y sudoración hacen un seguimiento de los niveles de hidratación para ayudar a los atletas, profesionales militares y trabajadores manuales a entender cuándo están deshidratados, cuánto están sudando y cuánta agua necesitan para mantenerse sanos.

Los sensores de hidratación y sudoración se adhieren directamente a la piel, y las pantallas muestran actualizaciones en tiempo real que pueden enviarse a un smartphone o dispositivo similar.

Los profesionales sanitarios pueden utilizar los sensores de hidratación para controlar a los pacientes propensos a la deshidratación o a los que padecen trastornos de las glándulas suprarrenales.

Smartwatches

Los relojes inteligentes siguen evolucionando, y cada nueva iteración parece ofrecer otro sistema de control de la salud. Los dispositivos actuales ofrecen habitualmente servicios como la monitorización del ritmo cardíaco, el seguimiento del sueño, sensores de ECG, gestión del estrés y mediciones de oxígeno en sangre.

Los smartwatches ayudan tanto a los profesionales de la salud como a sus pacientes al proporcionar una detección temprana de los síntomas potencialmente problemáticos y tener opciones para que los datos de salud se envíen directamente a los proveedores.